Sigo siendo el Rey


Vicente Fernández, El Rey.

En esta situación en la que cada día nos desayunamos con un capítulo más de crisis europea, (y, en ciertos momentos, de despropósito), no está de más echar mano de los consejos de nuestros correligionarios de allende los mares, y cantarnos una ranchera del mexicano Vicente Fernández. Porque, en estos tiempos que corren, quién no se ha preguntado o se ha dicho a sí mismo si “sigo siendo el Rey”

Esta crisis es la oportunidad de muchos, empresarios de largo recorrido y nuevos emprendedores, de replantearse sus estrategias de negocios, porque, en realidad, esta crisis no solo es una crisis de deuda soberana o bancaria sino que es una crisis de modelo de negocio.

Es momento de darse cuenta (si no lo ha hecho ya) de qué lo queramos o no, nuestro mercado, nuestros clientes y nuestra competencia es mundial . Cuanto antes nos demos cuenta, antes nos pondremos en marcha para tomar las decisiones necesarias para adaptar nuestro plan de negocio a la realidad internacional, porque si no lo hacemos nosotros, otros lo harán en nuestro lugar.

Hoy en día no hay barreras,  las limitaciones para comerciar con otros países son cada vez menores (ver “Acuerdos de Libre Comercio de la UE”) y competimos de una manera directa o indirectamente con empresas de otros países que producen a costes más bajos que los nuestros, o con una tecnología o conocimiento mayor que el nuestro, por lo que nos encontramos ante un nuevo entorno competitivo

Hay que situarse en el entorno competitivo global y ser conscientes de cuales son nuestra oportunidades y amenazas a nivel global y tener muy claro nuestras fortalezas y debilidades internas.

Entender que hoy en día nuestro producto o servicio está en “evaluación continua” ante un cliente, que puede ser nacional o internacional, cada vez más informado y con un acceso rápido y fácil a productos de orígenes más diversos.

Nuestros competidores son mundiales, nuestras herramientas competitivas deben ser el conocimiento y la innovación (salvo que nuestro producto compita por coste en un entorno en el que competir por coste es cada vez más difícil)

Nuestro mercado es global y debemos ir allá donde se encuentre nuestro mercado y cliente potencial , tanto en el mercado nacional como en el internacional, utilizando los diversos modos de acceso a estos mercados y en un proceso reflejado en un plan de internacionalización.

Como dice Vicente Fernández , <<no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar>>
© 2013 María Crespo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...